Moose Tracks

Moose Tracks es un sabor clásico de helado estadounidense que combina helado de vainilla, trozos de chocolate y remolinos de caramelo. Aquí te dejo una receta detallada para que puedas hacer tu propio Moose Tracks en casa:

Moose Tracks es un sabor de helado que se compone típicamente de helado de vainilla, mezclado con copos de chocolate y trozos de «fudge» o dulce de leche. El helado de Moose Tracks fue creado originalmente en los Estados Unidos en la década de 1980 por una empresa llamada Denali Flavors, Inc., que se encuentra en Alaska.

Se dice que la idea detrás de Moose Tracks fue inspirada en el clima frío de Alaska, donde los moose (alces) a menudo dejan sus huellas en la nieve, y las mezclas de sabores de helado pueden representar estas huellas. Originalmente, Denali Flavors lanzó el sabor en una pequeña ciudad de Alaska en 1988, y rápidamente se convirtió en un éxito.

Desde entonces, el helado de Moose Tracks se ha vuelto popular en todo el mundo y se puede encontrar en la mayoría de las heladerías. El sabor se ha expandido y ahora se puede encontrar en diferentes variantes, incluyendo diferentes tipos de helado de base, y agregados como nueces, caramelo, y otras coberturas. En resumen, Moose Tracks es un sabor de helado que se caracteriza por su combinación de helado de vainilla, copos de chocolate y trozos de fudge o dulce de leche, y fue creado originalmente por una empresa de Alaska en los años 80.

Ingredientes:

  • 2 tazas de crema de leche
  • 1 taza de leche entera
  • 3/4 taza de azúcar
  • 4 yemas de huevo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 taza de trozos de chocolate semidulce
  • 1/2 taza de caramelo
Leer  Helado de Cafe

Preparación:

  1. En una olla mediana, mezcla la crema de leche, la leche y 1/2 taza de azúcar. Calienta la mezcla a fuego medio-bajo, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté caliente pero no hirviendo.
  2. En otro bol, bate las yemas de huevo con 1/4 taza de azúcar hasta que estén bien integradas.
  3. Vuelve a poner la olla con la mezcla de leche y crema a fuego medio-bajo hasta que esté caliente otra vez. Luego, retira la olla del fuego y añade lentamente la mezcla de yemas de huevo, batiendo constantemente para evitar que se formen grumos.
  4. Vuelve a poner la olla a fuego medio y cocina la mezcla, revolviendo constantemente, hasta que espese lo suficiente para cubrir la parte posterior de una cuchara.
  5. Retira la olla del fuego y añade el extracto de vainilla. Deja enfriar la mezcla en la nevera durante al menos 2 horas (o de un día para otro).
  6. Vierte la mezcla fría en una máquina para hacer helado y sigue las instrucciones del fabricante para terminar el helado.
  7. Cuando el helado esté casi listo, añade los trozos de chocolate y el caramelo y continúa batiendo hasta que estén bien distribuidos en el helado.
  8. Transfiere el helado a un recipiente para congelar y congela durante al menos 2 horas antes de servir.

Recomendaciones:

  • Puedes utilizar chocolate semidulce o chocolate con leche en la receta, dependiendo de tus preferencias personales.
  • Si no tienes caramelo, puedes hacerlo casero mezclando 1/2 taza de azúcar con 1/4 de taza de agua y calentándolo a fuego medio-bajo hasta que se derrita y se torne dorado. Luego, añade 1/4 taza de crema de leche y revuelve hasta que estén bien integrados.
  • Asegúrate de añadir los trozos de chocolate y el caramelo cuando el helado esté casi listo para evitar que se hundan al fondo de la mezcla.
  • Si te gusta el helado más dulce, puedes añadir un poco más de azúcar a la receta, aunque ten en cuenta que esto también puede afectar la textura del helado.
  • Si no tienes una máquina para hacer helado, puedes colocar la mezcla en un recipiente para congelar y removerla cada 30 minutos
Leer  Helado de vainilla clásico

racion Moose Tracks

Deja un comentario