Macarrones con Queso

El mac and cheese es un plato de pasta que tiene su origen en Europa, específicamente en Italia, donde se elabora una receta similar llamada «maccheroni al formaggio». A partir de la llegada de los italianos a Norteamérica, esta receta se popularizó en Estados Unidos y Canadá, donde se convirtió en un plato emblemático de la cocina estadounidense.

Durante la época colonial en Estados Unidos, se importaba queso de Europa, pero debido a la escasez de leche fresca, el queso era costoso y difícil de conseguir. Sin embargo, en la década de 1800, se produjo una revolución en la producción de queso en Estados Unidos, lo que permitió que el queso cheddar se convirtiera en un ingrediente común y asequible. Fue en este momento cuando se empezó a utilizar el queso cheddar para hacer la salsa de queso del mac and cheese.

El mac and cheese se popularizó aún más durante la Gran Depresión, cuando se convirtió en una comida económica y reconfortante para muchas familias. A partir de ese momento, se convirtió en una parte integral de la comida rápida en Estados Unidos y se vendía en restaurantes de comida rápida y cadenas de comida rápida.

Hoy en día, el mac and cheese es un plato muy versátil y se puede encontrar en muchos lugares, desde restaurantes gourmet hasta enlatados en el supermercado. Se ha convertido en un clásico de la cocina estadounidense y una comida reconfortante para muchas personas.

Clásicos Macarrones con Queso Extra-Cheesy

Información Nutricional

Plato comidas
Cocina Americana
Tiempo de preparación 25 minutos
Tiempo de cocción 25 minutos
Tiempo total 50 minutos
Raciones 6 Personas
Calorías 610 kcal
Autor Raúl Alfonso Aparicio Ruiz

 

Leer  Pizza Napolitana

INGREDIENTES:

  • 5 Cucharadas de mantequilla sin sal
  • 3 cucharadas de harina sin blanquear para todo uso
  • 2 1/2 tazas de leche entera o baja en grasa
  • 1/4 de cucharadita de mostaza seca, opcional
  • una pizca de pimienta negra fresca
  • 3 tazas de queso cheddar extrafino rallado
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado
  • 1 libra de macarrones de codo
  • 1 taza de pan rallado grueso
INSTRUCCIONES:

Precaliente el horno a 350 grados °F.

Derrita 3 cucharadas de mantequilla en una cacerola mediana de base pesada a fuego medio. Añada la harina y bata hasta que esté suave. Cocine 2-3 minutos, batiendo frecuentemente. Añadir lentamente la leche, batiendo enérgicamente. Bajar el fuego y cocer a fuego lento durante 7-8 minutos, batiendo con frecuencia, hasta que esté cremosa y suave. Añadir 1 1/2 cucharaditas de sal, la mostaza, la nuez moscada y la pimienta negra.

mezclando mantequilla y harina añadiendo la leche a la mantequilla y la harina batir la salsa  añadiendo los condimentos a la salsa

Retirar del fuego y añadir 2 1/2 tazas de cheddar y 1/4 de taza de parmesano. Bata hasta que el queso se derrita y la salsa esté suave. Probar y ajustar a su gusto los condimentos. Debe estar bien gustosa, ya que la salsa aromatiza y le da sabor a los macarrones.

añadiendo el queso a la salsa  batiendo hasta que el queso se derrita batir la salsa hasta que este suave

Mientras tanto, pon una olla grande de agua a hervir, añade 2 cucharadas de sal y hierve los macarrones según las instrucciones del paquete. Escúrralos bien, vuélvalos a poner en la olla y mézclelos con la salsa hasta que estén bien cubiertos. Ponga los macarrones en una bandeja para hornear de 13×9 pulgadas o en cuatro sartenes de hierro fundido de 6 pulgadas. Espolvorear uniformemente con el resto de los quesos.

hirviendo los macarrones mezclando los macarrones con la salsa cubriendo los macarrones con queso

Derretir las 2 cucharadas de mantequilla restantes y mezclar con el pan rallado; distribuir uniformemente sobre los macarrones.

Leer  Pechuga de pollo rellena

Hornee hasta que la cobertura esté dorada y los macarrones se vean gratinados y se formen burbujas, déjelos hornear durante unos 20 minutos. Dejar reposar por 10 minutos antes de servir.

macarrones horneados mac and cheese

 

Tips:

Puede combinar sus quesos, puede agregar queso Gouda ahumado, queso Red Leicester. También revuelva con trocitos de tocino frito y espolvorear por encima con un poco de queso Roquefort para darle un exquisito y apetitoso sabor.

Recomendaciones para hacer mac and cheese delicioso:

  1. Selecciona el tipo de pasta correcto: La pasta ideal para hacer mac and cheese es la pasta corta y gruesa como los macarrones, penne o fusilli. Asegúrate de cocinar la pasta al dente para que no se deshaga al mezclarla con la salsa de queso.
  2. Utiliza una buena salsa de queso: Puedes hacer la salsa de queso casera o utilizar una salsa de queso pre-elaborada. Asegúrate de seleccionar una salsa de queso de calidad y que te guste su sabor.
  3. Agrega otros ingredientes: Puedes agregar otros ingredientes a tu mac and cheese para hacerlo más interesante y sabroso. Por ejemplo, puedes agregar tocino, espinacas, champiñones, pollo desmenuzado, jamón, entre otros.
  4. Utiliza queso de buena calidad: Utiliza queso de buena calidad para hacer la salsa de queso y para añadir en la parte superior antes de hornear el mac and cheese. Los quesos cheddar, gouda, parmesano, gruyere y monterey jack son buenas opciones para usar en la receta.
  5. Agrega condimentos: Agrega condimentos como ajo en polvo, pimienta negra, mostaza en polvo, paprika, entre otros para darle sabor adicional a tu mac and cheese.
  6. Hornea correctamente: Precalienta el horno a la temperatura indicada en la receta y hornea el mac and cheese hasta que esté caliente y burbujeante. Asegúrate de dorar la parte superior para obtener una textura crujiente.
  7. Sirve inmediatamente: Sirve el mac and cheese inmediatamente después de sacarlo del horno para que esté caliente y cremoso.
Leer  Omelette de jamón y queso

¡Listo! Con estas recomendaciones tendrás un delicioso y cremoso mac and cheese para disfrutar.

Deja un comentario

Calificación de la Receta